Fotos de maquillaje para ver

  • Debes tener lo básico en tu kit. Si quieres consejos de maquillaje, primero debes asegurarte de tener todo lo que necesitas en tu cosmetiquero. ¿Qué es lo básico? Pues una base de tu color de piel, un corrector de ojeras, polvo compacto (también de tu color de piel), rubor para tus mejillas (considera probar qué color te favorece primero) y un rimmel, es opcional si quieres agregar un lápiz para tus cejas y diferentes sombras para tus ojos, así como otros elementos para maquillar tus ojos como delineadores o pestañas postizas. Para todo esto, busca también pinceles y esponjas adecuados para aplicar cada cosa. Lo ideal es que antes de comenzar te recojas un poco el pelo así no quedan zonas sin cubrir.
  • Consejos de maquillajeAplicar bien la base. Ya que este es el primer paso que deberás dar, es importante saber aplicar la base, sea cual sea el tipo que elijas, toma un pincel o una esponja y haz puntitos con el producto en tu zona T principalmente (frente, nariz, mentón) y un poco en el cuello para que no se vea artificial. Deberás difuminar la base hasta que ya no queden restos. Es importante que la apliques también en donde nace el pelo, así queda mucho más parejo.
  • Usar corrector de ojeras. Como su nombre indica, es especial para arreglar las manchas más oscuras que tienen nuestros ojos, pero también puedes usarlo para tapar otras imperfecciones en tu cara, como marcas de acné. Debes aplicarlo alrededor del ojo, desde debajo de la ceja, en los párpados y en las propias ojeras. No olvides colocar por fuera del lagrimal y en el pliegue exterior del ojo. Difumínalo bien.
  • Utilizar polvo compacto. Vas a aplicarlo como el tercer paso con una brocha que tenga el pelo no tan apretado, que sea justamente para esto. El polvo se coloca en toda la cara, tratando de que quede parejo así nos dará un look mucho más natural. No te olvides de pasar la brocha por el comienzo del cuello también.
  • Tener cuidado al aplicar rubor. Primero identifica la línea por debajo de los pómulos. Este será tu límite. Hay quienes prefieren colocarlo en toda la mejilla pero creo que no queda muy bien y en vez de hacer parecer tu rostro más fino le dará una apariencia más redonda. Entonces, busca esta línea, una vez identificada puedes colocar el rubor hacia afuera y arriba formando una línea recta que comenzará por debajo de la llamada “manzanita” (el propio pómulo, la protuberancia que más suele sobresalir) y seguirá la línea del hueso. No te entusiasmes mucho poniendo el polvo del rubor, es mejor comenzar con apenas un poquito en el pincel y después si quieres más le agregas más color. La aplicación de este producto cortará un poco con la palidez que los anteriores productos dejaron.
  • Los ojos, la sombra de párpados. Aquí tienes varias opciones de colores que dependiendo de la ocasión serán mejores o no. Por ejemplo, los tonos oscuros son mejores para un maquillaje de noche, al igual que los delineados interiores y exteriores, aunque si se saben aplicar quedarán bien. Hay muchos blogs sobre cosmética donde te aconsejarán en estos temas tan específicos, o también podrías recurrir a tutoriales en YouTube. Toma un pincel y tu sombra elegida y comienza por aplicar desde el lagrimal hacia afuera del ojo, tomate tu tiempo y cubre todo el párpado móvil.
  • Dale un buen uso al rimmel. Si usas pestañas postizas, aplícalas primero y luego el rimmel, pero si no, cepilla cuidadosamente las pestañas procurando separarlas y cubrirlas desde su base. Puedes aplicar dos capas cuando la primera se haya secado.
  • Cuida tu delinado. Debe ser prolijo y no exageradamente prolongado.
  • Elige un labial que combine con tu piel. Es decir, utiliza el tono adecuado.
  • Evita las sombras con brillos. Son difíciles de aplicar y por lo general, no quedan bien.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *