Tecnicas para correr – Correr para adelgazar

Respetar tu ritmo. Es determinante para correr mejor, empezar despacio y seguir el propio ritmo. Cada persona tiene un ritmo, por lo que trotar por encima de él es perjudicial y reduce la posibilidad de un entrenamiento adecuado. En ese sentido, para los novatos es importante correr junto a uno con más experiencia, pues éste va a darle los consejos útiles en el momento indicado.

Descansar lo suficiente. Lo ideal es conseguir que el cuerpo recupere toda la energía perdida en el entrenamiento. Por lo tanto, el tiempo de descanso depende de cuál haya sido la exigencia previa. Por ejemplo, para la recuperación de un maratón de tres horas, lo aconsejable es no entrenarse por cuatro días. Es el mismo cuerpo el que avisará que necesita reposo, por lo que ante la mínima dolencia o fatiga, es preferible parar y así evitar una lesión que lo margine por más tiempo de la actividad. Dormir bien ayuda bastante. Si tienes problemas para tener un sueño ligero te invitamos a ver los siguientes consejos.consejos para correr

Correr más lentamente. Si la distancia a recorrer es larga, la mejor forma de llegar al final es haciéndola a una velocidad moderada ¿Cuál es el fundamento? Sirve para resistir un tiempo más prolongado pues así, se oxida el material energético (carbohidratos y grasas) más lentamente, haciendo que el corazón sea más eficaz ya que se reduce el pulso.

Entrenarse con series. Son necesarias para mejorar la potencia aeróbica. El runner que quiera mejorar su capacidad podrá optar por hacer series de medias y largas distancias, cambios de ritmo y cuestas. Así se aumenta la eficacia cardiovascular, el corazón se agranda y se mejora la perfusión sanguínea muscular.

No olvidar estirar los músculos. Antes y después de cada entrenamiento es indispensable estirar los músculos. Al hacerlo luego de la actividad, el cuerpo consigue volver al estado anterior al ejercicio, disminuye la sobrecarga, lo que consigue un mejor drenaje y estimula una mayor circulación sanguínea.

Entrenar los músculos. Es una capacidad a ser desarrollada. Influye directamente sobre el rendimiento. Se requiere, entonces, trabajar la fuerza de los cuádriceps, abdominales, lumbares y todos aquellos músculos que trabajan de manera directa. Así se evitan lesiones y se consiguen mejores resultados en la carrera.

Combinar entrenamientos. Para correr mejor también es muy útil practicar otros deportes. Aunque siempre de manera moderada, para evitar sobrecargas. Puede ser fútbol, natación, tenis, ciclismo y todo otro que no sea muy brusco y que permita a su vez no perder capacidad para luego empezar una carrera. Claro que cualquier opción debe ser realizada en un día distinto al del entrenamiento, pues lo contrario sería sobrecargar al cuerpo.

Calentar correctamente. La idea es elevar la temperatura e incrementar la circulación sanguínea tanto a los músculos como a los tendones. Lo aconsejable son de tres a cinco ejercicios de estiramiento, diez minutos de trote suave y cinco o seis ejercicios de tobillo.

Alimentarse adecuadamente. Debe disminuirse la cantidad de proteínas, consumirse menos congelados y comidas precocinadas; rebajar los fritos y evitar los dulces elaborados. Cada cuerpo es distinto, por lo que cada alimentación también requiere distinta cantidad de proteínas. La ingesta máxima debe ser acorde al esfuerzo realizado y esto va de entre 1 y 1,6 gramos por kilo de peso corporal. Es decir que un deportista de 70 kilos necesitaría incorporar entre 90 y 120 gramos diarios de proteínas. Cuida tu salud.

Mantenerse hidratado. Antes y después de entrenarse es necesario consumir agua. Que sea de a sorbos cortitos, sin prisa. Se sabe que a medida que se desarrolla la carrera, el cuerpo va perdiendo su propia agua, por lo que de no reponerla, se corre el riesgo de la deshidratación y, consecuentemente, la disminución de la función cardiovascular y termorreguladora ¿Cómo se hace notoria la deshidratación? El corazón recibe menos sangre, por lo que bombea menos y al bombear menos, sube el número de pulsaciones por minuto; así se acelerará la fatiga y el rendimiento será inferior.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *